En la misma clase


  • Título: En la misma clase
  • Título original: Doukyuusei / Sotsugyousei
  • Autora: Asumiko Nakamura
  • Género: Yaoi, shonen-ai
  • Editorial: Tomodomo
  • Tomos: 3

Sajô y Kusakabe son más o menos igual de altos, tienen la misma edad y van a la misma clase. Por lo demás, no puede decirse que tengan mucho en común. Kusakabe, de carácter inquieto y despreocupado, toca en un grupo de rock con sus amigos y deja pasar los días sin pensar mucho en el futuro. Sajô, en cambio, es un alumno modélico que no termina de encajar en ese instituto de macarras, al que nadie sabe muy bien cómo fue a parar. Un día, Kusakabe se da cuenta de que su compañero no canta en los ensayos del coro para intentar disimular su falta de oído musical, así que se ofrece a darle unas lecciones. Entre refrescos compartidos bajo el sol de verano, nace entre ellos un amor de adolescencia que crecerá con el devenir de las estaciones. De la mano, compartiendo sinsabores y alegrías, ambos se encaminarán hacia el final de sus días de instituto y el comienzo de la vida adulta.

Opinión sin spoilers

Hoy vengo con una reseña de un manga que me compré hace unos meses en el salón de Barcelona, al cual tenía unas ganas tremendas. Tenía expectativas altas antes de leerlo y tengo que adelantaros que no me he dado el batacazo, ya que me he enamorado de esta pequeña joyita ^^. Antes de empezar a daros mejor mi opinión, os diré que al igual que dije que los mangas de "Seven days" y "Senpai" los recomendaba mucho para quien se inicia en el género yaoi, "En la misma clase" también entraría en esta categoría, ya que es bastante suave, y aunque tiene alguna que otra escena de sexo, es todo bastante discreto a comparación de otros yaoi, así que los que estáis probando con el género, no tenéis excusa :D.

Para empezar, esta historia comienza con dos chicos que van a la misma clase, los cuales no tienen nada que ver el uno con el otro, sin embargo la música les termina uniendo. Sajô es un chico bastante serio, introvertido, empollón y un negado con la música, sin embargo, por otro lado tenemos a Kusakabe, un chico rubio, extrovertido, muy divertido, que ama la música y salir con los amigos. Este último se fija un día en que Sajô no lleva nada bien la asignatura de música y decide ayudarle, gracias a eso, ambos se empiezan a conocer mejor y terminan atrayéndose, dando como resultado una relación muy divertida, preciosa y con sus altibajos.


Creo que precisamente, los altibajos en la relación, han sido una de las claves para que me guste tanto este manga. Todo ha sido muy real, es decir, no nos encontramos una pareja que desde el primer momento se enamoran locamente y son felices y comen perdices, sino que la evolución real va poco a poco, los personajes van madurando, y nos van mostrando sus miedos e inseguridades, hasta tal punto, que te llegas a sentir identificado con los dos, esta contado de forma muy realista. Os puedo asegurar, que desde el primer capítulo hasta el último es adictivo, y todas las hojas aportan algo a la historia. La relación de amor entre los protagonistas esta tratada con mucho mimo, lo cual hace que llegues al final y le tengas un cariño impresionante.

En cuanto al tema de la homosexualidad, se ha tratado también de forma bastante natural, mostrando ciertas inseguridades por parte de algún personaje, sin embargo, viéndose como algo totalmente natural, llegando ha implicar incluso, a algunos de los familiares de los protagonistas. A veces, cuando lees mucho yaoi, te cansas de ver como muchos lo ocultan durante todo el manga, o lo tratan como un tema tabú constantemente, es por eso que he agradecido un montón como se trata este tema en esta obra.


Paso a hablar un poco más de los personajes, y es que no puedo decir nada malo de ninguno. Al ser solo tres tomitos, tampoco es que haya demasiados, pero hay que destacar tres, que quizás son los que realmente tienen mayor importancia a lo largo de la obra. Por una parte, como comenté arriba, esta Kusakabe, el chico rubio, el cual me ha enamorado totalmente. Me ha hecho reír un montón, de verdad, hay cada escena, con cada conversación, que es imposible no reírse, aparte que es el típico chico con aspecto malotillo que tanto nos gusta a muchas xD. Por otro lado, tenemos a Sajô, entre ambos conforman la pareja, y este chico me ha parecido puro amor *.*, de verdad, es de estos chicos super cukis, que te conquistan precisamente por su timidez e inocencia. También me encantó toda la parte del manga relacionada con su madre, ahí si que me terminó de enamorar. Y por último, esta Hara, el profesor de música de ambos. Este personaje es genial, simplemente. Gracioso, divertido, sexy, loco y el que da parte de vidilla a los protagonistas. Siempre ha estado enamorado de Sajô, y aunque esta historia no llega a ser un triángulo amoroso como tal, si que dará mucho juego y se meterá mucho por medio en la relación de los dos protagonistas. Sin embargo, no es el típico personaje pesado, que terminas odiando por estar en medio, todo lo contrario, a mí, me encantó su historia y de hecho, me quedé con ganitas de saber más de él. Por suerte, la editorial saca a la venta este año un tomito único que tendrá como protagonista al profesor Hara (compra asegurada, vamos e.e).

Por último, el dibujo. ¡Me maravilla!. Tengo que confesar que me pasa una cosa, os voy a mencionar unos ejemplos que me ocurrieron. Hay algunos mangakas, como fueron Naoki Urasawa o Ai Yazawa, que tienen dibujos muy diferentes al típico manga, y al principio me chocaron un poco, o simplemente se me hicieron raros, por lo diferentes que son, sin embargo, luego terminaron encantándome y pasaron a ser de mis mangakas favoritos en cuanto a estilo de dibujo. Pues con Asumiko Nakamura (autora de esta obra) me ha pasado exactamente lo mismo. Al principio el dibujo se me hizo muy diferente y raro, sin embargo, a medida que iba avanzando, me fui enamorando. Me encanta cuando un mangaka tiene un estilo tan marcado, diferente y a la vez bonito. Sin duda alguna, a mí, personalmente, me ha conquistado el dibujo de esta obra. También hago mención especial a la edición de Tomodomo, es preciosa *.*, muy recomendable.

Conclusión

Manga obligado a cualquier fans del yaoi o shonen-ai, ideal también para quien se inicia en este mundillo, ya que todas las escenas fuertes son bastante sutiles. Tiene un desarrollo muy bueno, unos personajes muy bien tratados y un dibujo muy original y único del que te enamorarás.

Lo mejor: Todo, personajes con los que te encariñas super rápido, trama interesante de principio a fin, momentos muy tiernos, dibujo precioso.

Lo peor: Nada. De verdad, no le puedo sacar defectos ahora mismo.

Comentarios

  1. Lo tengo en pendientes, en cuanto pueda me haré con el,ya que tiene muy buena pinta.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó este manga cuando lo leí.También a mi me gustó ese regusto que tiene y que te hace verlo todo como algo muy real. Me encanta la relación entre Sajô y Kusakabe, como avanza, como se va formando... todita ella.
    Estoy de acuerdo también con lo que comentas de la homosexualidad. En muchos BL la cosa la toman como muy tabú, incluso ya no fuera de la relación si no dentro mismo de ella, con los propios protagonistas, y en ocasiones eso cansa bastante. En cuanto a los personajes... Kusakabe es genial, pero a mi Sajô me conquistó en el tercer tomo, cuando parece desmelenarse un poquillo...XD . Respecto al profesor Hara también me quedé con muchas ganas de saber más de él así que igualmente Sora to Hara se vendrá a casita si que si.

    El dibujo diferente, especial, original... a mi me conquista siempre y el de Asumiko Nakamura no fue diferente. Adoro como dibuja esta mujer, además, creo que a la historia le va más que genial.

    En fin. Que coincido un montón en cuanto a opinión con tu reseña.

    Un Saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, totalmente de acuerdo con el tema homosexualidad, que ya cuando lees muchos yaoi donde lo tratan muy de tabú cansa un pelín :S. Y si, el dibujo me ha encantado a muchos niveles *o*

      Eliminar
  3. Yo reconozco que el Yaoi no me va nada, pero me prestaron el tomo 1 de Seven days y me sorprendio para bien porque me resultó una historia muy dulce.
    Pero si aquí ya le meten sexo no creo que lo lea, que soy muy pudorosa yo xDD
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo recuerde, sólo había una escena de sexo y no era para nada explícita (en serio, solo se da a entender que pasa y ya, no se ve nada). Que eso no te eche para atrás, la historia en sí merece muchísimo la pena :)

      Eliminar
    2. Como dices Umiko, tiene muy poquitas escenas y nada explícito, es muy normalito y no te va a asustar Riku XD.

      Eliminar
  4. Nunca he leído nada de yaoi aunque reconozco que me llama la atención. El dibujo me parece muy bonito. Me lo apunto ya que lo pones tan bien, ni una sola pega jeje Así sé por dónde empezar con este género.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para empezar este viene guay, pero quizás te diría que tires mejor antes por Senpai o Seven days, que son mas cortitos y mas light ;) (pese a que En la misma clase no es fuerte para nada... XD)

      Eliminar
  5. ¡Hola~!
    En la misma clase es uno de mis mangas favoritos. Como tú bien dices, la relación entre los protagonistas es bastante real y son amor. Para mí también es compra obligada el tomo único de Hara-sensei.
    Nos vemos n.n

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Estoy muy de acuerdo con todo lo que has escrito en la reseña!! Me enamoró muchísimo este manga, estoy deseando que Tomodomo saque el tomito único del profesor Hara para leer más de la historia *____*
    El dibujo me sigue pareciendo muy particular y extraño, pero según vas leyendo te acostumbras y encuentras su encanto :D
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, hola!
    Ayy, no dejo de ver este manga por todas partes y no te imaginas las ganas que tengo de hacerme con él. He leído más obras de esta autora y, al igual que a ti, al principio el dibujo me parecía suuuper raro pero ahora me encanta <3 así que más razones por las que me tengo que comprar este jajaja.
    ¡Un beso <3!

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaaaaa!!!
    A mi este género de manga no me gusta mucho xD pero pones tan bien la historia que hasta me está picando la curiosidad de leerlo solo para conocer a los personajes y ver que sucede. A ver si me animo y te cuento mi experiencia jaja

    Un besote enorme <3

    ResponderEliminar
  9. Sabes que del yaoi solo conozco Junjou Romantico y me encantó... me voy a apuntar este porque dices que las demostraciones de amor son sútiles... eso me gusta... Besos.

    ResponderEliminar
  10. Por fin me leí este manga en navidades y la verdad es que a mi también me gustó bastante.
    Es algo asi como mi primer acercamiento oficial (con éxito) al género y la verdad es que es muy posible que repita con alguna otra obra.
    Me decidí a empezar con esta porque ya conocía a la Nakamura de Utsubora y su dibujo y manera de contar las cosas me encanta, aunque en este caso las tramas no tienen nada que ver la una con la otra pero bueno, cuando una es fangirl, es fangirl y hay que darle una oportunidad a las cosas XD
    En la msima clase es una obra que yo también recomiendo.

    Saludos! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario